jenny one

JENNY ONE: “EL PORNO LO CONSIDERO ARTE”

A base de mucho trabajo, Jenny One (León, 1982) se ha labrado un hueco en el panorama del porno español desde hace más de cinco años, lo que podría convertirla casi en una veterana de nuestra industria. En Pornoticiero hablamos con esta leonesa simpática y locuaz para que nos contara sus proyectos y sus ideas.

jenny one

 

Pornoticiero.- ¿Cómo te metiste en esto?
Jenny One.– Yo soy peluquera, he estudiado peluquería pero también hacía de gogó en fiestas y discotecas. Me gustaban ambas cosas, pero un amigo mío que vivía en Barcelona me dijo que, si me atrevía, podía venir a trabajar en cosas relacionadas con el sexo, ya que tenía un buen cuerpo y unas tetas grandes. Empecé en los peep-shows, de ahí pasé al Bagdad.
P.- Es que el Bagdad es como la academia…
JO.- Claro, yo pensé que si lo hacía allí, delante de todo el mundo y con un chico desconocido, era lo mismo que grabar una escena porno. Cuando me lo ofrecieron dije que sí. El Bagdad es el sitio donde más se aprende y yo quería aprender.
P.- ¿Cómo fue tu primera escena en el porno?
JO.- La primera escena la hice con Kemaco, en compañía de Jorge Fernández, y estaba acojonada. Éramos tres chicas y dos chicos y pensé “a ver qué me vais a hacer”. Imagínate, la primera vez que ruedo y una orgía en toda regla. Pero todo fue muy bien.
P.- Pero tú ya estuviste en el FICEB en 2005…
JO.- Sí, aunque no había trabajado en el Bagdad ni había empezado en el porno. En aquel festival actuaba en el escenario de Canal 25. Era mi época de estriper, que es en lo que empecé. Luego ya, con este amigo mío leonés, que es David El Moreno, formamos pareja artística y fuimos de peep-show en peep-show por muchos sitios: Bruselas, Amsterdam, Vigo, etc.

jenny one


P.- Al Bagdad llegaste sin David…
JO.- Se juntó todo, yo quería aprender y hubo razones personales, pero me apetecía seguir mi camino por libre. Así que me fui al Bagdad y después sentí que estaba preparada para hacer porno. Mi carrera ha sido como una escalera en la que he ido subiendo poco a poco. No es algo que yo decidiese de pequeña como mi vocación, pero tampoco era algo que me disgustara…
P.- En todo caso, entraste en este mundo por un hombre
JO.- Sí, él vio que yo tenía posibilidades, aunque en León era muy garrula, pero me enseñó a hablar, a vestirme, a todo. Creo que él tenía la idea en su cabeza de que yo fuera entrando poco a poco en el mundo del porno para meterse luego él, porque para un hombre es mucho más difícil. Pero no me arrepiento de nada de lo que he hecho ni tengo nada que reprocharle a él.

jenny one


P.- ¿Te gustó el panorama que te encontraste en el porno?
JO.- Bueno, yo cuando trabajaba en los peep-shows ganaba mucho más y me sentía más plena, pero todo son etapas por las que vas pasando. Aquella época era muy estresante, con tanto viaje. De todas formas, sí que es cierto que cuando entré no había crisis, pero yo empezaba en esto y tenía que ir poco a poco, porque nunca he querido pisar a nadie ni hacer cosas que no quisiera hacer. Quizás por eso no he ido tan a saco como otra gente, que en muy poco tiempo ha ido más deprisa que yo. Luego vino la crisis y todo bajó de precio.

P.- Da menos dinero del que se piensa el porno, ¿no?
JO.- Sí, el problema del porno no es que dé poco dinero, sino que no hay una continuidad mes a mes. Cuando trabajaba en el Bagdad, sabía que yo tenía mis 2.000 euros al mes y aparte podía hacer otras cosas. Tenía mi salario fijo, como cualquier otro trabajador. Pero cuando te dedicas sólo a hacer escenas, hay meses que te salen 10 escenas y otros que sólo tienes dos. Ahora, con las webcams, esto ha mejorado mucho, porque tienes tu horario y tu salario fijo, aunque luego vayas haciendo otras cosas.

jenny one


P.- Y es más cómodo, ¿no?
JO.- Es más cómodo, pero acaba cansando mucho. Hay trabajos en los que estás ocho horas diarias y el cansancio es físico, pero en la webcam el cansancio es psicológico y no sé yo qué es peor.
P.- No lo entiendo. ¿No es más cansado psicológicamente hacer una escena con cuatro tíos y estar pendiente de la cámara todo el rato?
JO.- Sí, es cierto. A mí me hace gracia cuando me preguntan si disfruto en las escenas. Cómo voy a disfrutar si estoy pendiente de que no me hagan daño, de estar lubricada, de que el plano sea bueno, de que no se me corra el maquillaje. Pero eso es un día. En la webcam estás todos los días y hay algunos en los que no estás contenta o tienes problemas. Tú estás ahí, vendiendo una imagen, y tienes que trabajar, pero hay veces que lo pasas mal y no estás para escuchar que te llamen puta o guarra. Pero no puedes contestarle a nadie que te entra así, porque conecta contigo con un objetivo y si, por ejemplo, le dices que te trate bien, se te marcha. Eso es el cansancio psicológico.
P.- Pero también hay gente que entra en la webcam que te trata con cariño.
JO.- Hay de todo, pero la mayoría que quiere verte y correrse en dos minutos.

jenny one


P.- ¿Te gusta el porno que se hace hoy en día?
JO.- No es que me guste o me disguste, sino que ha tenido que evolucionar. En realidad a mí me gusta actuar, me gusta un porno bonito, en el que la chica esté guapa, bien peinada y bien vestida, que se cuide cada detalle y que haya diálogos. Pero como todo va por gustos y la economía de España, en general, está mal, pues ahora ya no se hace eso. Son los tiempos que nos ha tocado vivir.
P.- Serán los tiempos, pero mi pregunta no era esa, sino si te gusta o no…
JO.- No, a mí follar por follar no es algo que me parezca demasiado interesante. Además, ahora vas a los rodajes y tienes que llevar tú la ropa y no te maquilla nadie. El día en que encuentre una maquilladora en un rodaje alucinaré.

jenny one


P.- ¿Qué es para ti el porno?
JO.- Yo el porno lo considero arte, no lo considero sexo. Es una de las razones por las que me metí en esto, porque me daba la oportunidad de subir a un escenario y mostrar mi arte y que la gente me viera. Y eso es lo que nos diferencia de las prostitutas, a las que tengo mucho respeto, que hay una parte de arte en lo que hacemos. La gente no lo entiende, porque también cobramos por follar, pero además hacemos algo bonito.
P.- ¿Volverás algún día a ser peluquera?
JO.- Bueno, tengo mis planes. Ahora, con la webcam, tengo la posibilidad de disponer de bastante tiempo para mí y estoy yendo a una escuela de baile, que es algo que siempre he querido hacer. Pero mi idea, ya que me gustan mucho los animales, es montar una peluquería para mascotas.

 

 

 

Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

  • Belinda dice:

    Desearte lo mejor ,eres y serás siempre una persona muy especial para mí,como evita , orgullosa de

  • gia itzel xxx dice:

    Me encantan las transexuales, y pienso que cada vez es un genero que gana más seguidores

  • Shemale dice:

    Me gustan mucho las transexuales, pero me inclino más al estilo amateur de las películas italianas

  • Ts Amateur dice:

    Me acabo de topar con su este noticiero porno, y me ha gustado bastante.

Back to Top