JULIET ANDERSON AKA TÍA PEG. POR SANDRA UVE

Hay actrices que, tras el pistoletazo de salida en su trayectoria artística, dejan de ser ellas mismas para empezar a interpretar el papel de actriz fuera de las cámaras. A eso le suman los distintos papeles cuyo rol deberán acoger durante toda su vida. Y al final de su carrera, aquellas que han perdido su verdadera identidad, echan la vista atrás y no reconocen a la mujer que ven. El ejemplo más demoledor fue Linda Lovelace.

En el mundo del porno aquellas interpretes sometidas por voluntad propia a esa mutación, sufren un shock aún más notable que en el cine convencional. La razón es obvia: el rol de la actriz porno dentro de la industria no tiene discurso propio, es parecido al una marioneta sonriente. Obediente. No hay raíces a las que agarrarse porque ellas mismas las cortaron.
 
Evidentemente no todas las actrices han aceptado ser carne de cañón y es cierto que cada vez existen menos casos, ya que el porno ha evolucionado en forma y contenido y sus actrices afortunadamente también lo han hecho. Pero en el pasado, en aquella industria porno efervescente dónde todo valía, era complicado encontrar actrices con autodeterminación. Autonomía. Uno de esos casos excepcionales fue el de Juliet Anderson.
 
JULIET ANDERSON TÍA PEG
 
La tía Peg nunca dejó de ser Tía Peg. Ni cuando fue profesora de inglés y luego actriz porno. Ni dirigiendo películas X o protagonizando documentales educativos sobre masturbación con 70 años. Fue una mujer hecha a sí misma. Entró y salió de la industria del cine para adultos por voluntad propia. Meditando y asumiendo que la energía y naturalidad con la que se zambulló en el porno, había desaparecido y por lo tanto, ya no tenía sentido seguir trabajando en algo que no la hacía feliz. Y esa autenticidad que el gran público descubrió durante su corta carrera, poco más de 10 años dedicados a ser actriz, le valieron el respeto de hombres y mujeres dentro y fuera del universo porno.
 
JULIET ANDERSON TÍA PEG
 
Brevemente. Judith Carr nació en Burbank (California) el 23 de julio de 1938 y murió en Berkeley (California) el 11 de enero de 2010. Colaboró activamente en el porno durante su época dorada de los 80, participando en casi noventa películas entre 1978 y 1995. La descubrió el director Alex de Renzy en "Pretty Peaches" (1978) y luego siguieron "Aunt Peg" (1980) de Wes Brown, dónde se forjó su apodo de Tía Peg, y una multitud de películas que son todo un referente del cine X de aquella década. "Educando a Nina" fue su trabajo como directora y la que motivó su salida de la industria por desacuerdos en el montaje final. Desde entonces, Juliet Anderson se convirtió en una defensora de los derechos y la sexualidad de la mujer y junto a otras colegas del sector, dio charlas y conferencias educativas sobre cómo ser tú sin dejar de ser tú. En los portales de vídeos online, podéis verla hablando de masturbación, de mujeres y de sexo en general. De cómo ser feliz siendo una misma. Que al final, es lo que cuenta. 

JULIET ANDERSON TÍA PEG

Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

  • Belinda dice:

    Desearte lo mejor ,eres y serás siempre una persona muy especial para mí,como evita , orgullosa de

  • gia itzel xxx dice:

    Me encantan las transexuales, y pienso que cada vez es un genero que gana más seguidores

  • Shemale dice:

    Me gustan mucho las transexuales, pero me inclino más al estilo amateur de las películas italianas

  • Ts Amateur dice:

    Me acabo de topar con su este noticiero porno, y me ha gustado bastante.

Back to Top