porno hospital

PERSONA Y PERSONAJE

Hace poco escribí un artículo que molestó a una actriz bastante conocida. Aunque era un texto claramente humorístico mi error -ahora lo veo claro – fue el de confundir persona con personaje. Éste es un fenómeno que en el cine convencional no ocurre o que ocurre poco, aunque en el porno es muy frecuente. Por ejemplo, nadie en su sano juicio creerá que Elijah Wood sea el hóbbit Frodo Bolsón, o que Julia Roberts es una prostituta que hace la calle y que se enamora de un tío rico, soltero y guapo. En cambio, todo el mundo está convencido que las actrices porno se comportan en su vida privada como si siempre estuviesen rodando (aunque haberlas seguro que las hay, porque como es bien sabido en este mundo hay de todo).

porno hospital

¿Por qué en el cine convencional la separación persona-personaje es tan clara y en el porno no? Pues, la verdad, no estoy muy seguro. Pero me atrevo a plantear una hipótesis: hoy día hay muchísimo porno gonzo o “por escenas”, donde el guión casi siempre es el mismo: hombre conoce a mujer y, después de un diálogo brevísimo, follan (existen, lógicamente, mil variantes, pero la situación es básicamente la misma). No se busca el arte, ni la fotografía novedosa. No se busca la belleza ni la poesía que a veces tiene el sexo. Es un porno tremendamente sincero, un porno que no engaña. Muy práctico y sin florituras, solo se permiten un poco de humor para no presentar la carne tan cruda. Sirve para lo que sirve y, a quien no le guste, que no mire. La mayoría de las veces las actrices no interpretan ningún papel, simplemente follan. No son enfermeras, ni animadoras, ni babysitters, ni exmujeres, ni princesas, ni vampiresas. En realidad muchas veces el espectador ni siquiera sabe bien quienes son, ni si está viendo un vídeo amateur o profesional. El hecho de que muchas de ellas utilicen su nombre (real o artístico, da igual) durante el rodaje no ayuda a aclarar las cosas. Llegados a este punto las barreras entre persona y personaje han caído del todo y es difícil saber donde empieza la una y donde termina la otra. Por su parte, las productoras parecen encontrar este equívoco muy cómodo. En una cosa tienen razón: da muchísimo morbo.
Así pues, la falta de guión y de un personaje femenino bien caracterizado puede llevar fácilmente a la confusión. Nadie cree que Jenna Jameson sea la mecánico sexy que vimos en Built for Speed, y en cambio todos estamos convencidos que una actriz especializada en gonzo cuando está rodando no interpreta a nadie, sino que es ella misma. Es una lástima, especialmente el primer caso: mi mecánico es gordo y huele mal. Pagaría lo que fuese para que Jenna me arreglara el coche.
Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

  • Belinda dice:

    Desearte lo mejor ,eres y serás siempre una persona muy especial para mí,como evita , orgullosa de

  • gia itzel xxx dice:

    Me encantan las transexuales, y pienso que cada vez es un genero que gana más seguidores

Back to Top