reverse cowgirl

REVERSE COWGIRL

Reverse cowgirl: dícese de la postura en que la mujer, sentada sobre el regazo del hombre, es penetrada anal o vaginalmente al tiempo que da a éste la espalda. La persona penetrada suele  abrirse mucho de piernas, no tanto para intensificar el placer de ambos como para ofrecer mejores vistas al hipotético mirón.

reverse cowgirl

Por su plasticidad, el reverse cowgirl  es una postura muy practicada en la industria porno y, en consecuencia, otra fuente de infinitos traumas y frustraciones para hombres del siglo XXI. Me explico: centenares, miles de hombres viven hoy atemorizados, inseguros y acomplejados. Horas y horas de porno han hecho mella en nuestro subconsciente colectivo, y son muchos –y muchas- los que en casa o en la calle luchan por imitar a las estrellas del género. El fenómeno es global, al menos en Occidente. El escritor Michel Houllebecq en su libro “Las partículas elementales” describe con genialidad una discoteca swinger. Una joven masturba al héroe de la historia con demasiada energía, causándole más dolor que placer, sobreactuando, como si de un rodaje triple equis se tratara. Sandra Uve cuenta anécdotas semejantes en su libro “Ponme la mano aquí”, y miles de fotos en Internet de personas de todas las edades posando desnudas o practicando sexo lo atestiguan: la cultura porno está presente de forma indiscutible – y quizá irreversible- en nuestro imaginario sexual. Si por una parte éste fenómeno puede ser enriquecedor, también es cierto que aumenta que el número de hombres que suspiran con resignación al comprobar que ni su miembro se parece al de Nacho Vidal ni sus erecciones son tan potentes y duraderas como las de los profesionales. Por supuesto, también vale para muchas mujeres, que contemplan su cuerpo, al que nunca un cirujano ha puesto una mano encima, con un sentimiento mezcla de dolor y rechazo.

Cuando se practica el reverse cowgirl lo normal es que la persona que se sienta sobre el miembro de la otra (antes he hablado de mujeres, aunque los gais bien pueden utilizarla) tenga las piernas cerradas. No es por nada, simple comodidad. Quizá sea más natural anatómicamente hablando. Pero al parecer la gente tiende a abrir las piernas, igual que en el cine, como si fuesen observados por espectadores invisibles que exigen primeros planos de los órganos sexuales. De forma parecida, muchos hombres  califican las felaciones recibidas de “mamadas de cine”. Al contrario de lo que pueda parecer, no es un comentario machista, sino tremendamente sincero, incluso inocente. No en vano el porno inunda nuestra cultura sexual, transformando nuestros hábitos al tiempo que él también se transforma, creando un perfecto ejemplo de retroalimentación entre cine y realidad. Las expectativas raras veces se cumplen y el trauma está servido. Viagra, Cialis y otras drogas se venden como caramelos y ya no son exclusivas de hombres maduros con problemas de erección, sino que las toman jóvenes con ganas de quedar como atletas sexuales, y las consultas de sexología de las revistas son consultadas, disimuladamente, por legiones de hombres y mujeres de todas las edades.

reverse cowgirl

El fenómeno no es flor de un día, y nada apunta que vaya a terminar. Al contrario: el porno ha sufrido una auténtica democratización, y lo que antes era asunto de pajilleros ahora es tema de conversa en cenas sofisticadas en restaurantes chic. Hasta aquí, estupendo. Aunque el siguiente paso se prevé duro: hombres y mujeres tenemos que asumir que el porno es entretenimiento, no espejo. Los actores y actrices son paradigmas, no modelos a imitar. El sexo es un medio, no un objetivo, y los límites los pone cada cual. Que no te engañen: no hacen falta veinticinco centímetros de polla, aguantar cincuenta minutos sin eyacular ni mearte encima de una pelirroja tatuada para disfrutar del sexo.  Cuando éramos niños pensábamos que los luchadores de Pressing Americano se pegaban de verdad. Ahora, con unos años a la espalda, hemos descubierto que se trata de una coreografía, que nadie aguantaría esas hostias: las peleas auténticas son muy diferentes. Nadie en su sano juicio se creyó Hulk Hogan en su momento. Luego… ¿por qué nos empeñamos en ser Rocco Siffredi?

 

Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

  • Belinda dice:

    Desearte lo mejor ,eres y serás siempre una persona muy especial para mí,como evita , orgullosa de

  • gia itzel xxx dice:

    Me encantan las transexuales, y pienso que cada vez es un genero que gana más seguidores

  • Shemale dice:

    Me gustan mucho las transexuales, pero me inclino más al estilo amateur de las películas italianas

  • Ts Amateur dice:

    Me acabo de topar con su este noticiero porno, y me ha gustado bastante.

Back to Top