PASTA

TODO POR LA PASTA. POR JOSÉ M. PONCE

Recibo en mi facebook un mensaje invitación para participar en un gang bang. No descubriré su procedencia porque tampoco se trata de eso. La convocatoria hace referencia al lugar, el día y la hora de grabación. El lugar es un club de carretera. El día y la hora carecen de importancia. Si no quiero dar la cara ante la cámara, puedo ponerme un antifaz. Eso sí, tengo que pagar 60 euros para participar en el rodaje.

Debo aclarar que los remitentes de la invitación no son los únicos que utilizan esta dudosa práctica para conseguir posibles actores y, de paso, pasta para la producción. Aprovecharse de esa legión de aspirantes a semental profesional no debe ser difícil. Aún hoy –diez años después de dejar el porno-, recibo correos de maletillas del folleteo pidiendo una oportunidad. Suelo contestarles educadamente que se han equivocado, que hace años que dejé de ejercer como director de cine X, que no formo parte de esta hornada de desaprensivos capaces, no sólo de no pagar por una prueba, sino de cobrar por ella. Podría, probablemente, pedirles dinero por hacer un casting conmigo. Total, si son capaces de pagar por una producción amateur, o por recibir una mamada apresurada en un lugar público, qué no pagarían por rodar con el padre del porno.
 
PASTA
 
Aún me acuerdo de cierta productora que pretendió convertir el Ficeb en plataforma para realizar la proeza de entrar en el libro de los récords realizando el gang-bang más grande de la historia. No lo consiguieron, pero lograron, eso sí, que se corriese la voz por toda la ciudad de que bastaba pagar la entrada del festival para follar con una actriz. Al final, quienes habían autorizado semejante despropósito tuvieron que recurrir al corte del suministro eléctrico del stand para acabar con aquel disparate. No era una ofensa contra la dignidad de la mujer, aquello ofendía al buen gusto, al sentido común y a la mismísima inteligencia humana. Y puede ser que fuese ahí, en esas colas de hambrientos folladores, donde se crease el caldo de cultivo que posteriormente propició la caída definitiva del certamen y la degradación del porno en general. Porque reconozcamos que cobrar por participar en un casting es de una bajeza que sitúa a sus promotores en la categoría de simples comerciantes sexuales.
 
AMBIENTE FICEB
 
No hace mucho publiqué en mi blog la foto de un bukake en el que aparecían unos individuos ocultos tras unas máscaras bastante horteras y con los calcetines puestos. El efecto estético era sencillamente horripilante. Pero en el porno de hoy los detalles no tienen ningún valor. Espero que esta vez, después de cobrarles la pasta, alguien les aconseje que se quiten los calcetines antes de rodar. Aunque a lo mejor eso no tiene la menor importancia.
 
Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

  • Belinda dice:

    Desearte lo mejor ,eres y serás siempre una persona muy especial para mí,como evita , orgullosa de

  • gia itzel xxx dice:

    Me encantan las transexuales, y pienso que cada vez es un genero que gana más seguidores

  • Shemale dice:

    Me gustan mucho las transexuales, pero me inclino más al estilo amateur de las películas italianas

  • Ts Amateur dice:

    Me acabo de topar con su este noticiero porno, y me ha gustado bastante.

Back to Top