vidas privadas

VIDAS PRIVADAS

La vida privada de quienes trabajan en el porno no se parece en nada a lo que la gente imagina. Ni siquiera a lo que cuentan algunos aprovechados en libros que se publicitan en los programas de cotilleo de las televisiones más ávidas de morbo. La vida privada de quienes trabajan en el porno es demasiado parecida a la de aquellos que no trabajan en el porno. Compran en el mercado, quedan con amigos para charlar o divertirse, salen de fiesta de vez en cuando, cuidan de su casa y visitan a sus familiares una vez a la semana.      

“La vida privada de Helena Brasal”, la película que rueda Roberto Valtueña estos días en Barcelona, es ficción. Por lo tanto, su protagonista, una mujer que utiliza su cuerpo como herramienta de seducción y poder, es fruto de la imaginación de Valtueña, guionista también de la cinta. Helena Brasal es una mujer  muy segura de sí misma, que sabe con certeza sus poderes, sus virtudes y sus defectos. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, como corrabora Lesly Kiss, protagonista de este drama sobre la realidad y la ficción, la soledad y los instrumentos para gobernarla.      

 vidas privadas

Estamos en una antigua nave industrial del barrio de Poble Nou, en Barcelona, donde una docena de personas trabajan para hacer realidad el titánico proyecto en el que Roberto ha embaucado a todos aquellos que aceptaron contribuir con su trabajo a la cooperativa. Entre ellos está Pepe Catman, uno de los damnificados de la crisis del cine X en España. Catman fue uno de los renovadores del porno nacional con filmes como “A través de la ventana”, “Mantis” o “Talión”, tres de las películas que dieron un impulso al cine X español a mediados de esta década y que iniciaron la “edad de oro” del género en nuestro país. Catman se confiesa “hastiado” de los mecanismos de producción de la supuesta industria en España, pero ha aceptado unirse a la valiente iniciativa de Valtueña porque todavía tiene “cosas que contar”.      

Catman es el operador de cámara y ayudante de realización de Valtueña en la escena que se rueda hoy. Una de esas secuencias surgidas de la fértil imaginación del cineasta barcelonés. Sobre un futurista entramado de hierros y cadenas, Nando Rico, Emmanuelle Dinez, Johnny Lapaz y Adriana Lux componen una coreografía a medio camino entre la estética fetichista y un cuadro de dominación sexual de algún artista erótico contemporáneo. Una cámara cenital, movida desde el combo por Roberto, graba todos los detalles de la escena, mientras el realizador da instrucciones sobre el movimiento de los actores e incluso se permite recordar sus tiempos juveniles, de la época en la que se crió en Australia, escenificando “haka” para que Johnny lo reproduzca.   

 

   

“La vida privada de Helena Brasal” ha superado los diez días de rodaje en diversos escenarios de Barcelona. Hay, entre todos los miembros del equipo, cocreadores de la obra con su esfuerzo desinteresado, una sensación de que algo importante se traen entre manos. El destino parece darles la razón.

Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

  • Jose dice:

    Uffff que bien se la villa por el culo ala super heroína usss que gusto

  • Belinda dice:

    Desearte lo mejor ,eres y serás siempre una persona muy especial para mí,como evita , orgullosa de

Back to Top