WONDERLAND (1. LOS AMIGOS DE JOHN). POR PACO GISBERT

El próximo 1 de julio se cumplen 30 años de uno de los hechos que marcarían la historia del porno en los Estados Unidos: la matanza de la Avenida Wonderland. En ese cuádruple crimen se vio envuelto John Holmes, por aquel entonces el mayor mito viviente de la historia del cine X norteamericano. Esta es la historia, en tres entregas, de aquella matanza.

A comienzos de 1980, John Holmes se habría encontrado en la cima de su carrera si no hubiese sido porque, en realidad, era un adicto a la base de cocaína. Allá donde iba llevaba consigo un gran maletín de aluminio que contenía la parafernalia precisa para drogarse: butano, propano, pipas y boquillas, además de una onza de base, la droga más cara que había en el mercado, en aquellos tiempos a 1.000 dólares el gramo. Su ritmo de vida era tal que desarrolló actitudes cleptómanas. Robaba a sus propios amigos para poder costearse un vicio que no sólo estaba acabando con sus finanzas, sino con su salud.
 
 
Como compulsivo consumidor de drogas, Holmes conocía a gran parte de los camellos de la ciudad de Los Angeles. Y el más poderoso de todos, el dealer de Los Angeles se llamaba Eddie Nash. Nash había sido, una década atrás, propietario de una decena de locales nocturnos en Hollywood, que gestionaba con maneras de mafioso. Por mediación de Chris Cox, dueño de un club nocturno que pasó de competidor de Nash a amigo íntimo del dealer a quien todo el mundo conocía como El padrino, John Holmes entró en contacto con Eddie. Su encuentro fue un ejemplo de amistad-flechazo: Nash ponía las drogas y Holmes, el glamour de una estrella famosa en toda California a quien las mujeres que siempre rodeaban al narcotraficante estaban deseosas de tocar. Se hicieron prácticamente inseparables. John Holmes pasaba días enteros en casa de Eddie Nash, en Dona Lola Drive, mientras su novia, Dawn Schiller, esperaba durante horas en la puerta de su casa, sentada en un coche, con drogas y refrescos como único entretenimiento, o, cuando el actor no tenía dinero, entraba en la casa para retozar al lado de El padrino a cambio de una onza de cocaína.
De la turbia amistad entre el actor y su camello salió un negocio que resultaría fatal para ambos. En Hollywood, en un piso de la avenida Wonderland, operaba una banda de traficantes que, además de vender drogas, se dedicaba a robar a otros camellos para poder pagar su adicción a la heroína. Eddie Nash, un buen aficionado a las armas de fuego antiguas, propuso a John acercarse al piso de Wonderland para intercambiar dos pistolas de anticuario valoradas en 25.000 dólares a cambio del equivalente a 1.000 dólares de heroína. Las pistolas eran el botín de un robo perpetrado semanas antes por la banda de Wonderland en una casa del barrio. Holmes hizo de intermediario en el trueque y cambió las pistolas por droga. Si los de Wonderland querían recuperarlas, sólo tenían que pagar 1.000 dólares a Nash, algo que nunca sucedió. Cada vez que reunían la cantidad estipulada, se la fundían en más heroína, comprada a otro proveedor.
 
 
Semanas después, la banda de Wonderland, que quería recuperar las pistolas, ideó un plan para volver a tenerlas: entrarían a robar en casa de Eddie Nash. Pero necesitaban a alguien que les indicara en qué lugares de la enorme mansión que poseía Nash estaban escondidas las drogas, las joyas y las armas, aquello que realmente les interesaba para saldar lo que ellos creían que era su deuda. Necesitaban a John Holmes. El actor accedió a colaborar y dio pistas sobre la configuración de la casa, la ubicación de la caja fuerte y el lugar en el que podían encontrarse a algún guardaespaldas de Nash. Además, dada la amistad que unía a John con Eddie, el plan se completaría con una ayuda más del actor: iría a comprar drogas a casa de Nash y dejaría abierta una puerta corredera de cristal para que la banda de Wonderland pudiera entrar tranquilamente en la casa del narcotraficante.
 
 
El 29 de junio de 1981, cuatro hombres armados de la banda de Wonderland salieron en dirección a casa de Eddie Nash con la intención de desvalijarla.

Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

  • Belinda dice:

    Desearte lo mejor ,eres y serás siempre una persona muy especial para mí,como evita , orgullosa de

  • gia itzel xxx dice:

    Me encantan las transexuales, y pienso que cada vez es un genero que gana más seguidores

Back to Top