nina roberts

LAS DESVENTURAS DE LA DOBLE DE JULIA ROBERTS

La historia de Nina Roberts es la de cualquier chica de los suburbios de una gran ciudad que encuentra un día en el porno la solución a todos sus problemas. Problemas que no eran menores: la anorexia, la bulimia, los malos tratos y la vida perra a la que aboca muchas veces un futuro sin esperanza.

nina roberts

Todo comenzó en enero de 2003. Nina tenía entonces 21 años, un hijo, un grave problema de anorexia y un montón de sueños rotos. Había nacido el 29 de abril de 1979 en Villecresnes, un suburbio de París, donde creció entre dificultades económicas y una familia rota cuando ella era niña. En aquel enero de 2003, Nina respondió a un anuncio que solicitaba modelos para participar en películas X. Desde su adolescencia había soñado con actuar en el porno.

Cuando le llegó  la oportunidad, la aprovechó. Luchó contra el ámbito familiar, que la consideraba una puta por ejercer la profesión de actriz X, contra la industria, en su empeño por utilizar preservativos en todas las escenas que filmaba, y contra un destino que parecía abocarla a una vida de pobreza y penurias.

nina roberts

La bautizaron como Nina Roberts, porque su cara recordaba a la actriz norteamericana Julia Roberts, y, con ese nombre, Nina rodó películas con lo más granado del cine X francés. Con Fred Coppula, en “La mujer total”. Con Yannick Perrin, en “Con imaginación, en internet está la solución” y “Las compañeras más golfas”. Con el desaparecido Alain Payet, en “Chicas para no casarse”. Con Fabien Lafait, quien la dio la oportunidad de reencarnarse en Julia Roberts en la versión porno de “Novia a la fuga”, titulada para el X “New married (ou presque)”. Y formó parte del “quién es quién” del porno francés en “Fantasías imposibles en París”, la película que resumía 20 años de cine X en el país galo.

En su carrera como actriz de cine X, Nina pasó por todo lo que puede pasar una trabajadora normal. Enfermedades derivadas de su trabajo o su ambiente, relaciones con amigos y enemigos, problemas para compaginar su vida laboral con el cuidado de su hijo, disputas por estar en una empresa u otra. Y premios. En 2004 fue elegida starlette del año en Francia por delante de actrices mucho más hermosas y prometedoras.

nina roberts

Pero un buen día de octubre de 2004 lo dejó. Se dio cuenta de que su trabajo, lo que en los dos años y medio anteriores había considerado sólo un trabajo, no le satisfacía. Le producía más dolores de cabeza que alegrías. Abandonó porque se había enamorado y pretendía empezar una nueva vida. Un año más tarde escribió “J’assume”, su autobiografía. Un libro desgarrador, en el que contaba sus experiencias y su paso por el porno y por la vida. Un testimonio de sus vivencias en un mundo que parece distante a todo lo que es la realidad. En aquel libro contaba que se había enamorado y que dejaba el porno por amor. Pero aquel amor duró poco. Lo suficiente como para darse cuenta de que, sin el porno, no era nadie. Volvió al X con otra perspectiva, sólo dedicada a las escenas lésbicas, y reemprendió su carrera como escritora con un libro perturbador, “Grosse vache” (algo así como “Vacaburra”), una novela en forma de diario sobre la vida de una joven con problemas de bulimia, anorexia y adicción a las drogas. Poco después se casó con el cantante de heavy metal Rash Horresco y, esta vez sí, dejó el porno tras recoger el premio a la mejor actriz del año en el Festival de Barcelona por su trabajo en “Casino”, de Hervé Bodilis. Ahora es fotógrafa y lidera una banda llamada “Pravda”, que actúa regularmente en diversos lugares de Francia. Y nunca ha renegado de haber sido una actriz X.

 

Tags:

Publicado Por:

admin

Deja un Comentario

Tu EMail no se hará público. Los campos obligatorios están marcados como (requerido). La publicación de comentarios está moderada.

También te va a interesar...


Acerca de…

Pornoticiero.com es la web de las noticias más importantes que tienen como referente al sector del porno y de los trailers más novedosos y significativos que se publican en las webs de referencia de la industria adulta.

Archivo

Twitteanos

Están Comentando

Back to Top